La princesa y el sapo

Le pido me disculpe el atrevimiento. – respondió el sapo – Pero si usted fuera tan amable de darme un beso suyo, yo volvería a ser humano.

La princesa se hizo atrás y dijo: ¿Yo besar a un Sapo?, ¡no puedo hacer eso!

princesa rana final